LOS WIXARITARI Y EL ARTE EN CHAQUIRA

Herederos de una sabiduría milenaria los wixaritari (huicholes) es un pueblo indígena que vive en lo alto de la Sierra Madre Occidental de México

Su territorio abarca el norte del estado de Jalisco, el Oriente del estado de Nayarit y partes de los estados de Zacatecas y Durango. La mayoría de la población wixarika se encuentra en el estado de Jalisco.

Es un pueblo que en la actualidad ha logrado mantener firme la raíz de su cultura, concentrando la más hermosa tradición cultural de México con la práctica cotidiana de sus tradiciones y un profundo respeto a la madre tierra, dando muestra de esto, a través de su arte, sus danzas y ceremonias, en las cuales, durante sus peticiones, ruegan por la paz y armonía de toda la humanidad.

Para los wixaritari el HOMBRE es producto de los DIOSES, depende de ellos y tiene deberes que cumplir. Sus dioses son los antepasados dueños del mundo; ellos los crearon, los cuidan y los protegen; pero también sus dioses dependen de los hombres por lo que las ofrendas, los sacrificios y oraciones son su alimento.

La vida sagrada y profana de los wixaritari se desarrolla alrededor de tres elementos o símbolos primordiales el MAIZ-PEYOTE-VENADO. De acuerdo con su mitología el maíz fue venado alguna vez y fuente principal de alimento en los primeros tiempos; el peyote (hikuri) resulto de las huellas que fue dejando el venado cuando viajo a la tierra sagrada de wirikuta.

El peyote es la planta sagrada que da sustento al venado y al maíz. Pero sobre todo al pueblo wixarika. Es la ofrenda principal que se debe ofrecer al abuelo fuego (tatewari) a quien consideran el primer Marakame (chaman) que dirigió la primera peregrinación a wirikuta. El venado es el emblema del sustento y la fertilidad. Por lo cual riegan con su sangre el maíz antes de sembrase para ser fertilizado para atraer la lluvia, las buenas cosechas, la salud y la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.